Hijo con necesidades especiales: dale la bienvenida que merece

Consejos para abordar y aceptar la noticia de un hijo que nacerá con cierta discapacidad.

17 FEB 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Imagen: Shutterstock.

Ser padre es difícil. Por muy cliché que sea la frase, es cierta: nadie te enseña cómo criar un hijo y, si el pequeño viene con problemas o alguna discapacidad, muchas veces el camino puede parecer que va completamente cuesta arriba.

No te preocupes, a muchos les ha pasado y logran sobrellevar los problemas hasta criar a personas felices, realizadas y exitosas. Con la ayuda adecuada y los consejos correctos, tus hijos podrán crecer como todo el resto de los niños. Así que levanta la cabeza, llénate de optimismo y sigue estos consejos que preparamos para contribuir a que superes este primer momento de incertidumbre:

Busca a alguien que ya lo haya vivido

La forma más fácil de empezar a recorrer un camino es hablando con alguien que ya lo conozca. Encuentra a otro padre o madre que tenga un hijo con una condición similar a la del tuyo y consúltale por su experiencia. Lo que él te cuente te permite afrontar con un poco menos de incertidumbre las vicisitudes que pueda acarrear la discapacidad de tu pequeño. Saber que ese otro padre pudo, además te dará un mensaje de optimismo frente a lo que se viene.

Comunícate, comunícate, comunícate

No te guardes lo que sientes. Cuéntale a tus amigos y seres queridos cómo te sientes y qué cosas te aflijen. Ellos siempre tendrán una palabra de aliento para ayudarte a hacer más llevadero el momento.

La información es poder

Apenas sepas del mal que aqueja a tu bebé, infórmate lo que más puedas acerca del mismo: aprende en detalle sobre los efectos, causas y terapias para su discapacidad, averigua acerca de centros que lo puedan ayudar y sobre qué acciones en específico puedes tomar para ayudar en su bienestar.

Mejor ser proactivo que reactivo

Antes de que nazca o apenas sepas sobre las necesidades especiales de tu hijo, organiza sus terapias o acércate a tu centro Teletón más cercano. Comienza a preparar todo para que el pequeño ingrese y reciba ayuda profesional cuanto antes. Esto lo ayudará a ganar tiempo en su proceso de recuperación o terapia.

Habla con sus hermanos

Antes de que nazca, o apenas lo haga y te enteres de la condición, habla con sus hermanos: ellos también merecen saber y prepararse. Déjales claro que, a pesar de que su futuro hermano tendrá una condición, esta no lo hace sujeto de lástima. Edúcalos y transmíteles que él tendrá las mismas oportunidades, derechos y deberes que ellos. De esta manera, crecerán en un ambiente de respeto y tolerancia, y no harán sentirse extraño ni menos integrado al hermano que tenga necesidades especiales.

Además de los hermanos, haz lo mismo con el resto de la familia, empodéralos para que te ayuden en el proceso y para que sepan aceptar y querer a tu hijo tal como es, sin estar permanentemente añorando el cómo debería ser.

Si estás en problemas, abrumado y sientes que necesitas ayuda de un profesional, visita nuestro listado de centros de terapia familiar, ellos pueden orientarte y ayudarte en este proceso que, como aprenderás con el tiempo, traerá solo bendiciones.

PUBLICIDAD

Psicólogos
Linkedin
Escrito por

PsicologosOnline.cl

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapia familiar