​Mejora la relación con tu familia política

Vive en armonía con la familia de tu pareja con estos sencillos pero útiles consejos.

31 MAR 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

​Mejora la relación con tu familia política

No siempre es fácil desarrollar una buena relación con la familia política, primero porque no se ha elegido, sino que ha tocado al escoger a la pareja. Sin embargo, más allá de las diferencias, es posible hacer que todo marche al menos de forma armónica entre suegras/os, yernos y nueras.

Ahora, también hay que entender que es normal que se den situaciones tensas, sobre todo cuando los padres de las parejas han sido sobreprotectores durante su infancia y adolescencia, lo que hace que se cree un vínculo de dependencia mayor al normal, incluso emocionalmente.

Al mismo tiempo hay que tener claro que siempre podrán existir otros puntos de controversia y que son los siguientes:

1.- Distribución del tiempo

La cantidad del tiempo que se pasa con alguna de las familias puede llegar a ser motivo de conflicto. Esto debido a que existirán ocasiones en las que se esté más con una familia que con otra, por ejemplo, por motivos geográficos, pero es algo que hay que aclarar para que no se tome como intencional la ausencia de estos momentos con la familia de la pareja.

2.- Préstamo de dinero

En algunas ocasiones el facilitar un préstamo de dinero a algún familiar de la pareja suele ser motivo de conflicto posterior, por lo que si no es estrictamente urgente, no debería hacerse. En caso de que sí, que la decisión sea tomada en conjunto.

3.- Cuidado de los padres o de algún familiar enfermo

Hay situaciones particulares que hacen que la pareja tenga que cuidar a su madre, padre o cualquier familiar enfermo, lo que podría derivar en conflictos por lo que esto significa: tiempo y en muchas ocasiones dinero. De ser así, lo mejor es que quede bien establecido que no hay nadie más que pueda hacerse cargo de ellos y que la tolerancia y empatía primen.

4.- Abuelos permisivos

En el caso de que la pareja ya tenga hijos, muchas veces puede pasar que éstos al crecer sean cuidados por los abuelos, lo que en alguna oportunidad derivará en si lo hacen bien o no al ser demasiado permisivos. Es que como dice el adagio "los padres crían y los abuelos malcrían". De ser así, lo mejor es que como padres hablen con suegros/as y dejen establecidos los límites que estos deberán ponerle a sus nietos, pero también entender que obviamente serán menos estrictos.

5.- Consejos

Siempre que se produzcan problemas con la familia política es clave la empatía y el entendimiento de que no todos crecen en el mismo contexto valórico-social, por lo que lo mejor es encontrar una fórmula en que ambas formas puedan convivir, sin caer en descalificaciones que puedan ofender tanto a la pareja como a los suegros/as, nueras/yernos, cuñadas/os, etc.

Esto sobre todo si la relación de pareja se proyecta en el tiempo, ya que serán personas con las que se convivirá durante años. Es decir, no es necesario que sean íntimos con la familia política, pero sí tratar de que la cordialidad siempre sea el camino.

Por último, lo mejor es que el acuerdo de cómo se relacionarán con ambas familias sea mutuo, estableciendo reglas sobre los límites del espacio propio.

PUBLICIDAD

Psicólogos
Linkedin
Escrito por

PsicologosOnline.cl

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre terapia familiar