¿Por qué algunos niños mienten?

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psicologosonline.cl

Algunos estudios apuntan a una inseguridad o baja autoestima por parte del niño o niña. A continuación compartimos algunas teorías que buscan responder esta interrogante.

8 nov 2017 · Lectura: min.
¿Por qué algunos niños mienten?

Desde los primeros años de vida, la gran mayoría de los padres le enseña a su hijo que la mentira es mala, que tiene consecuencias y que es "feo" mentir. Sin embargo, los niños mienten en variadas ocasiones, ¿por qué lo hacen?

Para analizar esta interrogante se han realizado diversos estudios con distintas conclusiones, pues cada resultado depende del tipo de metodología usado, el grupo etario, entre otras variables.

A continuación compartiremos con ustedes algunas respuestas interesantes que nos ayudarán a entender mejor por qué un niño puede llegar a mentir.

El portal Educa Peques, creado por el Departamento de Educación Infantil del Centro de formación ACN de Puertollano en España, señala que en los niños de tres años una mentira no necesariamente puede considerarse como tal, pues la realidad en los niños no es igual que la de nosotros, por lo tanto, una mentira para un adulto puede ser una verdad en el "mundo" del menor.

Posteriormente, entre los tres y los cinco años, la mentira es más bien un juego o una fantasía para ellos. Sin embargo, pueden mentir para evitar castigos o las pueden utilizar para llamar la atención.

Por otra parte, advierten que en muchas ocasiones pueden mentir cuando no cumplieron con los requerimientos de padres muy exigentes, pues no quieren defraudarlos.

Por último, el artículo señala que después de los cinco años los niños ya tiene mayor conciencia sobre lo que es la mentira, aunque añaden que no tienen una claridad total respecto a si es algo incorrecto.

En este contexto, el análisis apunta a la inseguridad del niño y a la baja autoestima como una causal de que mienta.

Estas teorías coinciden con la opinión de la psicóloga Alicia Banderas, quien señala que "normalmente, los menores mienten para evitar un castigo o defender su inocencia cuando cometen un error. No suelen provocar daño en otros a propósito".

Además indica que los menores "reciben la mentira como una traición, sobre todo por parte de sus progenitores".

En otro estudio elaborado en Canadá por la psicóloga Victoria Talwar, de la Universidad McGill, se destaca otra interesante conclusión, y es que los niños detectan que sus padres mienten o incurren en la "mentira piadosa", por lo que la percepción de la mentira no es tan negativa.

Por ejemplo, un menor puede ver cuando su madre agradece el "lindo ramo de flores que le regalaron" y más tarde la escucha quejarse de la poca utilidad del regalo o de que no eran sus favoritas.

En este contexto, otros estudios también aseguran que los niños mienten cuando detectan constantes mentiras en sus padres, más allá de la mentira que busca no herir a alguien. Por ejemplo, que prometan llegar a una hora y no lo hagan, lo que es considerado por el menor -según su edad- como una mentira, lo que hace que la vayan normalizando.

De acuerdo a los estudios compartidos, usted notará que no hay una respuesta exacta que pueda resolver esta interrogante, pues la edad de los niños, el entorno en el que viven, las experiencias, y muchos otros factores, pueden estar determinando su conducta.

Si usted quiere profundizar sobre este tema, siente que su hijo miente mucho o desea saber cuál es la mejor manera de enseñarle sobre las consecuencias de la mentira, puede consultar con nuestros profesionales quienes podrán evaluar su caso y guiarlo en este proceso de crianza/aprendizaje.

Psicólogos
Escrito por

PsicologosOnline.cl

Deja tu comentario