Más que un juego: Ballena Azul, una amenaza real

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psicologosonline.cl

Está en todas las redes sociales y es motivo de alarma nacional. ¿Qué supone este juego mortal?

28 abr 2017 · Lectura: min.
Imágenes: Shutterstock.

El desafío de la Ballena Azul ganó la atención de todo el país esta última semana, provocando reacciones diversas, pero sobre todo preocupación. En este sentido, se ha generado una alarma online respecto a perfiles de Facebook que incentivarían este juego entre los adolescentes; el caso de una posible víctima, quien dejó cortes en sus brazos y extraños dibujos antes de suicidarse; e incluso un adolescente de Concepción que habría fingido su muerte en una transmisión en directo para ganar seguidores.

Pero, ¿encontrar a un culpable o pedir la censura en las redes sociales realmente salvará vidas adolescentes? El tema no es banal, considerando que Chile –junto a Corea del Sur—es el único país donde la tasa de suicidios adolescentes sigue al alza.

A continuación ofrecemos algunas orientaciones básicas al respecto:

No es una fase

Los adolescentes viven muy intensamente sus emociones, sufriendo sus efectos muchas veces devastadores cuando experimentan cambios en su cuerpo, sus ideas sobre la vida y cuando tienen que enfrentarse a situaciones conflictivas, por ejemplo. Esto, a ratos, puede entorpecer su forma y prontitud para comunicarse con otros y expresar qué le pasa.

En algunos casos también ocurre que, al tratar de comunicarse, tienden a ser pasados por alto por los padres en su sufrimiento, y deben escuchan comentarios como "esto es sólo una fase", "no seas dramática, no tienes razones de peso para sufrir así", "sólo lo haces para llamar la atención" e incluso "no pierdas el tiempo en tonteras, tienes que centrarte en tus estudios".

Sintiéndose incomprendido, el adolescente puede refugiarse en diversos grupos y redes sociales, su seudo-hábitat, en los que además de ser emocionalmente vulnerable se expone a las personas malintencionadas, como los administradores de la Ballena Azul, lo que puede ser una fórmula desastrosa.

Salud mental, ¿un tabú?

Pese a las iniciativas estatales y de organismos sin fines de lucro, la salud mental en Chile es todavía altamente precaria. De ahí la importancia de aprovechar los espacios de discusión en redes sociales y foros.

La psicóloga brasileña Maitê Hammoud comenta:

"La depresión es una enfermedad y los síntomas son los mismos que en la adolescencia o edad adulta. El sufrimiento siempre ocurre, independientemente de las causas o la edad que tiene la persona".

En este sentido es importante que los padres faciliten la empatía respecto al sufrimiento y los dolores de su hijo o hija, ya que permitirán detectar e incluso frenar conductas más graves vinculadas a un estado depresivo, como situaciones de riesgo e incluso el suicidio.

shutterstock-603672395.jpg

Hablando de los motivos

Las razones que pueden llevar a los adolescentes a buscar un reto como el de la Ballena Azul pueden ser de lo más variadas. Cuando hablamos de seres humanos nunca existirán respuestas precisas o absolutas, pero vale la pena mencionar algunas:

  • Adolescentes que no se sienten seguros hablando con figuras de apoyo, como sus padres, y que tienden a crear vínculos con personas que los hacen sentir incomprendidos. Esto puede exponerlos a personas sádicas y manipuladoras, como los administradores de la Ballena Azul.
  • El hecho de sentirse culpable por no cumplir con las expectativas de sus padres hace que los adolescentes puedan aislarse de sus familias, sintiendo que la muerte puede ser una solución para dejar de ser una carga o una persona inútil.
  • Adolescentes que tienden a tener dificultades para pensar a largo plazo. La inmediatez los mueve y, por lo tanto, no suelen medir las consecuencias y están más expuestos a los peligros.
  • Personas que viven un periodo de transición y sienten inseguridades a niveles muy intensos y devastadores. Los adolescentes tienden a buscar grupos con los que identificarse y a veces, para no poner en peligro su seguridad dentro del grupo y sentirse admirados, tienden a aceptar retos, tratando de demostrar valor, diversión o espontaneidad.
  • Otra característica de aquellos que están construyendo su identidad es la absorción del comportamiento de los ídolos. Por lo tanto, el tipo de contenido que tu hijo o hija está observando y compartiendo puede ser una advertencia.

Algunos desafíos

Los retos siempre han estado presentes en la infancia y la adolescencia. Cada generación tiene ejemplos populares, ofreciendo diferentes riesgos. Estamos hablando de cosas tan simples como tocar el timbre y correr hasta robar, conducir autos sin permiso o consumir alcohol en exceso.

Ha habido desafíos peligrosos, tales como la Ballena Azul y otros también que hoy en día se están divulgando y necesitan ser tratados con seriedad.

No se necesita mucho para mostrar el riesgo que implicaban retos como el de inflar un condón para cubrir la cabeza o el de aguantar la respiración hasta desmayarse, ambos virales a través de YouTube y redes sociales, y que han ganado gran popularidad entre los jóvenes.

Más recientemente se detectó otro desafío: cuánto aguantas mientras te rocían un spray en la cara. El producto, obviamente, puede causar lesiones graves e incluso desfiguración o daño permanente en la piel. Y esos son sólo algunos ejemplos. De hecho, ninguna generación es inmune a la exposición a este tipo de bromas o juegos; por lo tanto, la única manera de evitar que los adolescentes estén expuestos a este tipo de riesgo es la empatía, la comprensión, la conciencia y sobre todo nuestra capacidad de escucha.

La exposición en la red, ya sea a través de frases, fotos de automutilación o amenazas de suicidio están vinculadas a un intento desesperado por sentirse visto.

¿Te gustaría hablar con un profesional experto en psicología infantil? Revisa este enlace para revisar nuestro listado.

Psicólogos
Escrito por

PsicologosOnline.cl

Deja tu comentario