Acceso centros Añade tu centro gratis

Terapia cognitivo-conductual: una solución a largo plazo para la psicosis

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psicologosonline.cl

Los resultados de un nuevo estudio nos muestran un panorama auspicioso para los pacientes que sufren psicosis.

15 MAY 2017 · Lectura: min.
Terapia cognitivo-conductual: una solución a largo plazo para la psicosis

Un estudio del King's College de Londres, en conjunto con la fundación South London and Maudsley NHS de Inglaterra, llegó a la conclusión de que la terapia cognitivo-conductual fortalece conexiones específicas en los cerebros de los pacientes aquejados de psicosis, y que esas conexiones que se refuerzan están asociadas con una reducción a largo plazo de los síntomas, y de la recuperación ocho años después.

Estos hallazgos están directamente relacionados con un trabajo previo que mostró que la gente que había recibido la TCC mostraba conexiones más fuertes entre la región del cerebro que está a cargo de procesar de forma precisa las amenazas sociales.

Así, los resultados más recientes demuestran, por primera vez en el rubro, que estos cambios cerebrales continúan teniendo impacto años después en la recuperación a largo plazo de la gente.

La terapia cognitivo conductual (TCC) es un tratamiento derivado de la psicoterapia que ayuda a los pacientes a darse cuenta que los pensamientos y sentimientos tienen un impacto en su comportamiento. Durante el curso de esta terapia, que generalmente es de corto plazo (unas 16 sesiones), los afectados adquieren las herramientas para identificar los tipos y patrones de pensamiento que desencadenen comportamientos negativos.

Con este procedimiento y bajo medicación, en el primer estudio los participantes fueron sometidos a una resonancia magnética para monitorear la respuestas de sus cerebros al ver imágenes de caras que representaban distintas emociones, antes y después de seis meses de TCC, comparándolas con resultados de pacientes que solamente habían recibido medicación. Hecho esto, el grupo sin terapia cognitivo-conductual no había demostrado aumentos en las conexiones cerebrales, sugiriendo que los efectos en las conexiones dentro del cerebro podrían ser atribuidas por la TCC.

Para esta nueva investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista Psiquiatría Translacional, se hizo un seguimiento de la salud de 15 de los 22 participantes de la primera muestra a través de sus registros médicos. Además, se les aplicó un cuestionario para establecer su nivel de recuperación y bienestar.

Hecho esto, los hallazgos arrojaron que la conectividad entre distintas regiones del encéfalo – principalmente entre la amígdala (el centro encargado de procesar las amenazas) y el lóbulo frontal (encargado del pensamiento y razonamiento), se asocian con una recuperación a largo plazo de la psicosis, siendo ésta la primera vez que los cambios en el cerebro se asocian al hecho de mejorarse de este mal.

El Dr. Liam Mason del King's College de Londres, encargado principal del estudio y psicólogo clínico en el Hospital Maudsley, donde se llevó a cabo la investigación, señaló:

"Esta investigación confronta la noción de que las diferencias físicas en los cerebros de personas con desórdenes mentales hacen, de alguna manera, que los factores o tratamientos psicológicos sean menos trascendentes. Desafortunadamente, las investigaciones previas hacían que los doctores fueran más proclives a recomendar medicación sin terapias psicológicas. Esto es especialmente importante para pacientes con psicosis, donde a solo uno de diez diagnosticados se les ofrece TCC".

Los resultados de este estudio ahora esperan ser confirmados con una muestra más grande. Estos hallazgos podrían llevar a desarrollar mejores y más personalizados tratamientos de terapia cognitivo-conductual para la psicosis, permitiendo a los investigadores entender qué terapias psicológicas son efectivas según cada paciente.

Psicólogos
Linkedin
Escrito por

PsicologosOnline.cl

Deja tu comentario